San Luis Obispo, parada técnica hacia Los Ángeles

san luis obispo

En numerosos posteos les contamos sobre el recorrido entre San Francisco y Los Ángeles que hicimos en camioneta, disfrutando de las bellezas de la ruta 1. La primera parada nocturna para descansar fue en Monterey, la segunda, en San Luis Obispo.

San Luis Obispo es ideal para pasar la noche. Es una ciudad con buena oferta hotelera y a casi mitad de camino entre Monterey y LA. Luego de un agotador viaje pero contentos por haber conocido la parte más linda de la ruta, el Big Sur y sus puentes históricos, arribamos al alojamiento elegido para hospedarnos en San Luis Obispo. Se trata de San Luis Inn and Suites, otro clásico motel rutero de los tantos que utilizamos durante la travesía. No tan lujoso como los otros, cumplió con lo que necesitábamos. Estacionamiento incluido, habitación grande con dos camas, buen servicio de wifi y no mucho más para destacar. Al igual que los anteriores, cuenta con frigobar y microondas, pero en este caso nos faltó la cafetera.

san luis obispo inn and suites
Nuestra estadía en San Luis Inn and Suites fue correcta

Ese primer día no salimos salvo para comprar comida. Recién al día siguiente, post check-out, fuimos a recorrer un poco la ciudad. Nos dirigimos hacia el downtown, estacionamos en una calle donde teníamos un par de horas gratis, y caminamos. El downtown está atravesado por el arroyo San Luis Obispo. Allí encontramos un lindo paseo que lo recorre, arrancando desde la entrada del pintoresco Children’s Museum que lamentablemente estaba cerrado. Hubiera sido lindo poder visitarlo con Nico.

san luis obispo arroyo

Íbamos hacia el famoso pasaje Bubblegum Alley por la calle Higuera y a metros de llegar nos topamos con Lokum, una cafetería turca. Hacía mucho tiempo que, como buenos amantes del café, queríamos probar el café turco. La confitería/cafetería realmente se ve hermosa. Tiene una decoración divina, y sin dudas llama la atención su variedad de turkish delights. También le teníamos ganas al baklava y otros dulces así que entramos sin dudar. Se puede pedir café para llevar y también elegimos unos dulces. Son caros para nuestros bolsillos porque son bocaditos muy pequeños, y la verdad, no nos fascinaron. Pero el café realmente estaba muy rico. Eso si, nos sorprendió la cantidad de borra que tiene.

Muy tentadoras las delicias de la cafetería turca Lokum

Ahora si, café en mano, entramos a la curiosa y asquerosa atracción, Bubblegum Alley. Se trata de un pasaje lleno de chicles pegados en ambas paredes con un largo de 20 metros. Al parecer la ciudad intentó limpiarlo varias veces hasta que las autoridades se dieron por vencidas. Y ahí quedó. No es como para pasar mucho tiempo, pero es algo curioso y digno de visitar.

mision san luis obispo

Nuestra última parada fue la Misión de San Luis Obispo de Tolosa. Como contamos en varios posteos, existen numerosas misiones fundadas por los españoles en California. Data de 1772, siendo obra de Junipero Serra, y fue la quinta entre 21 misiones construidas en el estado dorado. Puede visitarse, pero nosotros solo la vimos de afuera porque queríamos seguir camino. Nos esperaba otro día larguísimo.

Fue un recorrido muy corto por San Luis Obispo, pero tuvimos un pantallazo de la ciudad que nos pareció muy bonita. Nuestra siguiente parada sería una playa preciosa ubicada a pocos minutos: Pismo Beach.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*