Reprogramación del vuelo el día del viaje ¿Qué se puede hacer?

Si algo aprendimos en todo este tiempo de pandemia es a reprogramar todo. Pasajes, alquileres de auto, alojamientos, etc. Normalmente estos cambios se dan con tiempo (a veces días, en otras ocasiones meses). Pero ¿qué pasa si el cambio es repentino, el mismo día o a pocas horas de prestarse el servicio? Algo de eso nos pasó estando en Bariloche con una reprogramación del vuelo de regreso y te contamos como lo resolvimos.

Con todo el dolor del mundo habíamos hecho el check out en el majestuoso hotel Llao Llao y fuimos a hacer tiempo al centro. El vuelo salia 19:50 así que teníamos unas horas para comer muchos chocolates recorrer la ciudad antes de ir al aeropuerto. Nos sentamos a almorzar en Rapa Nui y luego de hacer el pedido miro el celular y me encuentro con la noticia: vuelo reprogramado para las 0:14 del día siguiente.

Eso significaba cuatro horas y media más de dar vueltas por ahí y llegar pasadas las 2 de la mañana a Ezeiza. En otro momento hubiera sido un inconveniente menor pero estando ya con todo el equipaje encima, sin alojamiento y con un nene de 2 años la situación cambia. A eso hay que agregarle los 2 grados en Bariloche y el hecho de llegar tardísimo a casa sabiendo que al día siguiente había que ir a trabajar y al jardín.

Sabemos que son cosas que pueden pasar, ya sea por cuestiones operativas o climáticas es habitual que los vuelos sufran demoras e incluso cancelaciones. Lo bueno fue que Jetsmart se contactó a través de SMS primero para avisar la reprogramación y luego llego el mail con el cambio en el sistema. Por eso es bueno brindar todos los datos para que la compañía nos pueda avisar de cualquier modificación.

Luego de reaccionar a la noticia y pensar en posibles soluciones se nos ocurrió hacer el cambio a otro vuelo del mismo día. Previamente miramos en la página web de la aerolínea que tenían un vuelo a Aeroparque a las 16:45 y simulamos la compra de tres pasajes. Al hacerlo nos daba la opción de comprarlos por lo que significaba que había lugares disponibles (a veces no es tan así, lo abordaremos más adelante ese tema).

En el mail con el aviso de la reprogramación nos daba las opciones clásicas que brinda Jetsmart ante situaciones así:

  • Realizar cambio de fecha sin costo por única vez
  • Devolución del 100% en una Gift Card
  • Reembolso al medio utilizado para la compra
reprogramación

Hemos hecho cambio de fechas de manera online sin problemas anteriormente, pero no es automático el cambio, llega luego una confirmación. Acá no había tiempo para esperar ninguna confirmación, debíamos actuar ya. Además, en esta situaciones lo mejor siempre es ir al aeropuerto para tener la solución inmediata y estar en el lugar en caso de que puedas entrar en otro vuelo.

Una vez en el aeropuerto, nos acercamos a los mostradores de Jetsmart e indicamos nuestra situación, solicitando el cambio de vuelo. El empleado me indica que el pasajero anterior había hecho la sustitución de vuelo también y con su reserva el vuelo quedaba lleno. Le pedí si podía anotarnos y quedar en lista de espera para que en caso que tres personas no se presenten, podamos subirnos al avión. Para destacar la excelente predisposición en todo momento de la gente de Jetsmart que me explicaron claramente como era la situación y los pasos a seguir en caso de que podamos abordar el vuelo.

Nos quedamos cerca viendo como los pasajeros iban haciendo el check in y despachando maletas. Mientras simulaba la compra de pasajes para ese vuelo y así comprobar la disponibilidad. Sobre este punto es importante remarcar que las aerolíneas habitualmente ponen a la venta más pasajes que asientos disponibles en el vuelo. Esto es porque estadísticamente cierta cantidad de gente no se presenta el día del viaje.

En caso que se apersonen más pasajeros que capacidad del avión, el vuelo está sobrevendido y normalmente se ofrece a los pasajeros dinero y/o vouchers de comida/hotel para tomar el vuelo siguiente. Eso explica que en el mostrador me hayan dicho que el vuelo estaba lleno pero de todas maneras podía hacer la compra de pasajes online. Cada aerolínea determina cuanto puede sobrevender un vuelo.

Finalizado el tiempo del check in me llama una empleada para avisar que finalmente quedó espacio en el avión y procede a darme las tarjetas de embarque. Esto fue aproximadamente 40 minutos antes del vuelo, por lo que rápidamente debíamos dirigirnos a hacer seguridad y embarcar. Importante destacar en este punto que no teníamos valijas para despachar, eso agiliza el proceso. Además de ubicarnos cerca del mostrador esperando las noticias, sin necesidad que tengan que llamarnos por altoparlantes.

Nico con su cinturón puesto, muy atento a las instrucciones de seguridad. Ni se enteró de la reprogramación

Así fue entonces que logramos subirnos al avión sin tener que esperar el vuelo de la medianoche. Es fundamental recordar que los imprevistos ocurren en el transporte aéreo y que puede terminar con final feliz como este caso o a veces no. Si todos los pasajeros iban al aeropuerto nos hubiera tocado esperar y así son las reglas del juego. A nosotros no nos gustaría llegar al aeropuerto a iniciar un viaje que ya teníamos pago y que nos dejen afuera porque le dieron el lugar a otros que querían adelantar su vuelo.

Hay que ir mentalizado de que hay grandes chances de que no tengamos suerte y si finalmente se da, bienvenido sea. Y sobre todo tener empatía con el que está del otro lado del mostrador. A la aerolínea tampoco le sirve una reprogramación ni las demoras y cancelaciones. En este punto destaco que siempre fueron claros sobre nuestra situación, así uno entiende como son las cosas y que es lo que puede pasar.

2 comentarios

  1. “Mientras simulaba la compra de pasajes para ese vuelo y así comprobar la disponibilidad”.. es gatorei señorita, tengo 50 años de cancha!!!.
    El bilardismo como estilo de vida siempre triunfa!!! amen.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*