El Museo del Automóvil en Termas de Río Hondo

En cualquier escapada que se pueda hacer a Termas de Río Hondo, es indispensable pasar por su Museo del Automóvil. Lo decimos nosotros que no somos para nada fanáticos del automovilismo pero la calidad del museo bien amerita una visita.

La ciudad cuenta con un moderno autódromo inaugurado en 2008 donde se corren diversas categorías, destacándose el Turismo Carretera a nivel local. Pero desde 2014 recibe a la máxima categoría del motociclismo: el Moto GP.

Comentamos esto ya que el museo se encuentra en el mismo predio del circuito, más precisamente en la puerta 1, pegado a una de las tribunas. Tuvimos nuestro primer acercamiento cuando tomamos el bus turístico. Solo te dan media hora para recorrer así que decidimos ir luego por nuestra cuenta para dedicarle más tiempo. Entonces aprovechamos en ese momento a conocer el circuito.

Un remis desde la ciudad vale $1.100 (abril 2022), es un viaje corto ya que se ubica a apenas 6km del centro. Decidimos contratar en una agencia que nos cobraba $2.000 ida y vuelta, incluyendo una hora de espera (suficiente para recorrer el museo). El acceso al mismo cuesta $200, realmente muy barato para lo que ofrece.

Como siempre pregonamos desde el blog no queremos spoilear mucho, dejamos para que puedan descubrir y sorprenderse. Pero si podemos decir que hay piezas únicas como un Mach 5 de Meteoro o el único auto de Fórmula 1 exhibido en América Latina. Además de un sector de autos clásicos y otro de motos.

No solamente se exhiben autos y motos, también objetos históricos, muchos de ellos donados por distintas personalidades del deporte. Por ejemplo un casco original del múltiple campeón del mundo Valentino Rossi.

El museo cuenta con rampa de acceso y ascensor para desplazarse entre los pisos. En nuestro caso resultó muy útil ya que a Nico debíamos tenerlo contenido en el cochecito. Es fanático de los autos pero obviamente no se pueden tocar.

Hay simuladores para sentir la sensación de subirse a un vehículo de Turismo Carretera y manejar por la pista que tenemos a metros. Eso se paga aparte, cuesta $100 cada turno de dos vueltas.

En el primer piso se ubica un bar temático, para completar nuestra visita tomando algo rico con vista al Embalse Río Hondo. También podemos apreciar ahí una colección de autos a escala. Antes de salir nos encontramos con una pequeña tienda de recuerdos.

Una visita ineludible para los fanáticos de los fierros y sin dudas muy disfrutable también para quien no es amante de la velocidad. El Museo del Automóvil abre todos los días excepto los lunes, de 9 a 21 hs. Si el lunes es feriado, abren igual y en ese caso cierra el martes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*