Beach Place, una buena opción de alojamiento en Miami

Miami es uno de los destinos estrella de los argentinos. Hemos hablado de eso en otro post. Un tema importante en todos los destinos es el alojamiento, pero en Miami se vuelve trascendental. Cercanía a la playa, acceso a sombrillas, estacionamiento, si queremos cocinarnos, etc.
Sin dudas la oferta es infinita pero prevalecen los departamentos o aparts. En nuestra visita allá por junio de 2019 dimos por Airbnb con un complejo de apartamentos que superó nuestras expectativas: Beach Place.

Se ubica en Sunny Isles, a una cuadra de la avenida Collins. Eso significa que estamos pegados a la playa. Es un complejo de cuatro edificios y en el centro se ubica la administración con un pequeño gimnasio y una hermosa pileta. Se accede con una tarjeta a través de un gran portón vehicular (también hay ingreso peatonal) y contamos con estacionamientos numerados. Nos asignan un número y ese será nuestro lugar durante la estadía.

El departamento nos resultó muy cómodo. Cuenta con una espaciosa cocina bien equipada con horno, microondas, lavavajillas, tostadora, cafetera y obviamente heladera con freezer.

BeachPlace

Se conectaba a través de una barra con un amplio living comedor. Mesa y sillas donde comer junto a un hermoso sillón para ver una tele de 42″ con servicio de cable y usuario de Netflix. Teníamos un balcón con sillas muy agradables que invitaba a disfrutarlo… si no hubiera tanta humedad y calor.

Beach Place

La habitación poseía una hermosa cama king. Antes de ingresar había un antebaño con un lavamanos y un espacio de guardado que contaba con tabla de planchar. El baño pequeño, pero con todo lo necesario.

Los edificios que forman parte del condominio son bajos (cuentan con seis pisos), lo cual es un gran alivio respecto al uso de ascensores. Muchos complejos de la zona son altísimos, lo que hace que el tráfico de los ascensores sea muy intenso, generando grandes demoras.

beach place

Tenemos a disposición bicicletas y elementos de playa tales como sobrillas, reposeras y toallas. Todo sin costo adicional. Hasta sacar la basura era cómodo ya que cada piso posee una puerta que da a un contenedor ubicado en planta baja, listo para llevarse los residuos cada día. El estacionamiento (indispensable en Miami) también se incluye en el precio y como comentamos al principio, nos asignan una ubicación exclusiva.

Hay una salida trasera peatonal que da acceso más rápido a la playa. En el camino nos encontramos un pequeño centro comercial con locales de comida y servicios. Además hay un mercado con bastante variedad para sacarnos de un apuro.

Ya sobre la Collins, tenemos en un radio de tres cuadras un CVS, Marshall’s (donde conseguí unas zapatillas Levis a unos increíbles 20 dólares) y varias estaciones de servicio. Además contamos con acceso a la calle 163 que tiene puente de conexión con North Miami Beach. Realmente no le falta nada.

El precio? Obviamente varía según la época del año y la duración de la estadía (nuestra anfitriona de Beach Place pide un mínimo de cinco noches). En nuestro caso fueron U$S 921 las ocho noches. Un promedio de 115 cada una. Por la ubicación y comodidades fue realmente un excelente precio. Hemos buscado el mismo lugar en los últimos tiempos y lo vimos un poco más caro.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*