Boston en ocho horas

Boston

Cuando viajábamos solos hacíamos locuras como ir a Boston desde Nueva York y volver en el mismo día, lo que implicó un viaje de cuatro horas por cada tramo. Hasta nuestra anfitriona de Airbnb se había sorprendido con el semejante trajín que decidimos realizar. Pero pese a haber estado solo ocho horas en la capital del estado de Massachusetts no nos arrepentimos porque conocimos una hermosa ciudad que nos dio ganas de volver por más.

¿Cómo viajamos? La ida fue con Megabus, empresa de buses low cost de la que hablaremos más detalladamente en otro posteo, partiendo a las 7 am desde Nueva York. El regreso no fue con ellos porque conseguimos ticket con Greyhound, otra empresa de buses, que tenía un mejor horario para volver. También se puede ir en tren pero cuesta mucho más caro. Aunque seguramente algún día nos gustaría alquilar auto para recorrer mejor toda esta región de New England que es muy bella.

Boston1
En Boston conviven estas construcciones de la época de la revolución con modernos edificios

El camino pese a ser largo se disfruta; era pleno otoño y pasamos por bosques de colores increíbles. Atravesamos tres estados: Nueva York, Connecticut y finalmente ingresamos a Massachusetts.

Al arribar a South Station, la estación principal de Boston, desayunamos para variar en Dunkin’ Donuts y nos tomamos ahí mismo el metro hacia nuestra primera parada: el campus de la universidad de Harvard y el barrio lindero, Cambridge. Habremos estado recorriendo alrededor de una hora.

Harvard
Vale la pena recorrer el bellísimo campus de Harvard University, una de las más antiguas del país

Volvimos al metro, esta vez para bajarnos en la estación Charles y recorrer el barrio Beacon Hill que me hizo acordar mucho a Greenwich Village.

Aquí empezó a llover y eso nos limitó el recorrido a pie. Nuestra siguiente parada fue North Station porque queríamos ver el TD Garden, el estadio de la franquicia con más anillos de NBA, los Boston Celtics. Nos hubiera gustado visitarlo pero ese día no hacían tours así que nos conformamos con pasar por su gift shop.

TD Garden
El TD Garden, estadio de los Boston Celtics, se encuentra sobre una enorme estación de metro y trenes, North Station

Luego comenzamos a transitar un atractivo singular de esta ciudad que es la Freedom Trail, a la que también le dedicaremos un posteo. Es, resumidamente, una línea que conecta los sitios históricos de Boston, muy vinculados a la independencia de EE.UU. El almuerzo, como habíamos planeado, fue en el Quincy Market, un mercado histórico donde comimos unas pastas con mariscos espectaculares.

Seguimos camino bajo la lluvia, que ya se hacía muy molesta, a través de la Freedom Trail hasta llegar al final (o el principio): la casa del estado de Massachusetts, sede del gobierno, con su particular cúpula bañada en oro frente al Boston Common, parque público (uno de los más antiguos del país) que lamentablemente con tanta lluvia no pudimos recorrer.

Massachusetts state house
La casa del estado de Massachusetts con su singular cúpula de oro

El diluvio y el frío me estaban poniendo de muy mal humor. Aún nos quedaban algunas horas para regresar a Nueva York pero el clima nos estaba complicando los planes. Se me ocurrió que podíamos ir a refugiarnos a un Macy’s cercano hasta que recordé algo: en Boston hay Primark. En este momento la tienda irlandesa aún no había llegado a Nueva York, donde hoy ya cuenta con locales en Brooklyn y Staten Island. Estábamos muy cerca así que hacia allí fuimos y llenamos felices bolsas y bolsas de ropa, accesorios y demás a precios irrisorios, con un dólar en ese momento a 18 pesos, qué épocas…

Boston itinerario
En celeste, el itinerario a pie que hicimos en Boston

Y finalmente volvimos a tomar el metro para regresar a South Station y esperar la salida del bus hacia Nueva York. El tránsito de regreso se complicó un poco al entrar al Bronx por lo que arribamos a nuestro Airbnb en Harlem casi a la medianoche.

Fue sin dudas un día extenuante, ¿pero quién nos quita los recuerdos? Boston es una ciudad que vale muchísimo la pena conocer. Nos quedamos con ganas de más, pero eso nos da el pie para poder regresar en otra oportunidad. ¿Cuánto quedarse en Boston? Preferentemente unas dos o tres noches para recorrer tranquilos, pero si se animan a la escapada de un día como estos locos no se van a arrepentir.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Viendo hockey sobre hielo (NHL) en Brooklyn - Viajes Para Nico
  2. Freedom Trail, el camino de la historia en Boston - Viajes Para Nico

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*