Viajando con un bebé: Reporte de vuelo a Cancún

Una particularidad de nuestro bebé es que tuvo pasaporte antes que DNI, por razones desconocidas le llegó primero. Ese pasaporte había que estrenarlo y eso hicimos!

Teníamos hecho el canje de millas con Aerolíneas Argentinas desde septiembre de 2019 (para viajar en marzo de 2020). Una vez nacido Nico y con su pasaporte lo agregamos a nuestra reserva telefónicamente (técnicamente no se agrega sino que se hace una reserva nueva para él, por lo menos en Aerolíneas Argentinas).
Tiempo después llamamos para pedir el servicio de cuna, nos tomaron el pedido y nos indicaron que es sujeto a disponibilidad.

Un día antes del vuelo se habilitó el check-in. No pudimos hacerlo ya que teníamos un pedido especial en curso (referido a la cuna) por lo que debíamos hacerlo en los mostradores el día del vuelo.

vuelo
El mensaje al intentar hacer el check-in online

Ya en el aeropuerto presentamos la documentación y mientras esperábamos nuestros boarding pass la empleada se fue con nuestros pasaportes, desconozco el motivo, capaz alguien en los comentarios nos puede aportar precisiones al respecto. Después de unos minutos, nos entregó los boarding pass y confirmó que tendríamos los asientos con acceso a cuna.

cancun

Recuerden que familias viajando con niños menores a cinco años tienen prioridad de embarque, por ese motivo fuimos de los primeros en subir al avión. Teníamos la fila 14, que da al galley (sector donde están los alimentos y bebidas) y los baños.

El avión era un Airbus 330-200 cuya configuración de asientos es 2-4-2. Es decir, dos asientos junto a las ventanas y cuatro en el medio. La fila nuestra estaba toda libre por lo que amablemente una TCP nos ofreció pasarnos a los asientos de 4 para que estemos más cómodos. Destacamos la atención del personal de Aerolíneas Argentinas, muy amables y atentos a cualquier necesidad que pudiéramos tener con el bebé.

bebe

Una vez que despegamos y tomamos altura crucero, el personal a bordo procedió a armar el moisés. Tengan en cuenta la limitación del peso del bebé: hasta 11 kgs. Creo que Nico no volverá a usar uno jeje.

La recomendación es que tanto en el despegue como aterrizaje el bebé debe succionar para contrarrestar los efectos de la presión sobre los oídos, ya sea mamadera o pecho. Por suerte Nico no sufrió ninguna molestia en los cuatro vuelos que tiene encima.
Luego de alimentarse se quedó dormido y al ratito lo pasamos sin problema al moisés donde durmió plácidamente casi todo el vuelo, solo se vió interrumpido su descanso para tomar teta.

bebe

Normalmente no duermo casi nada en el avión y nada me hacia pensar lo contrario en este vuelo, más viajando con un bebé.
Por suerte Nico hizo todo más fácil durmiéndose casi la totalidad del vuelo. Además al estar en esa fila tenemos un poquito más de espacio (como contra esos asientos no se reclinan) y pude dormir bastante.

A las 6:05 de la mañana hora local, estábamos aterrizando en Cancún y pocos minutos después haciendo la fila de migraciones.

El pasaporte de Nico recibió su primer sello extranjero y al rato estábamos afuera esperando el micro para ir a Playa del Carmen, pero eso se los contaremos en otro post.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*