Disfrutando a Messi en el Camp Nou

Somos amantes del deporte, por eso en cada viaje buscamos algún evento deportivo al cual asistir. Muchas veces acomodamos una fecha de viaje para poder ver en vivo algún partido, como cuando elegimos noviembre para visitar New York al ser temporada de NBA y poder asistir a algunos partidos como les contamos acá y también acá. Ir a Barcelona y no ver a Messi no nos podía ocurrir.

Ir a Europa y no ver fútbol es un sacrilegio (para los fanáticos de este deporte, claro está). Con las fechas ya establecidas para nuestro viaje fuimos buscando partidos, por suerte al igual que en la NBA en Europa son bastante organizados y las fechas ya están definidas desde el comienzo de la temporada. Puede moverse un día el partido por la participaciones en copas internacionales de algún equipo pero es sábado o domingo, no sale de ese fin de semana. Muy similar a lo que ocurre por estos pagos con la AFA.

Queríamos ir al Camp Nou, en realidad queríamos ver a Messi jugando en el Camp Nou porque íbamos a ir igual aunque sea a la visita guiada. Pero acomodamos todo para estar un fin de semana en Barcelona y que jueguen de locales. La casualidad dio que se jugaba el derbi de la ciudad contra el Espanyol.
Las entradas se consiguen por la página oficial del Fútbol Club Barcelona, hay que estar atentos cuando salen a la venta. Podés suscribirte para que te avisen cuando empiezan a vender para un partido puntual, que fue lo que hicimos.

Recibimos el mail con el aviso y al poco tiempo ya estábamos comprando. El ticket es electrónico por lo que llevándolo con el celular te lo leen en los accesos y pasas sin problema. Se pueden llevar impresas también por las dudas, siempre hay que prevenir problemas.

Tuvimos el percance que el partido se estipuló para un sábado ya que el Barcelona tenía que jugar el martes siguiente, eso complicaba un poco nuestros planes debido a que el mismo sábado llegábamos desde Roma a la ciudad. El partido era a las 16:15 y nosotros aterrizábamos a las 12.
Para colmo el vuelo se retrasó un poco, pero no fue problema porque tuvimos tiempo suficiente para llegar al alojamiento, ir a un KFC a almorzar y llegar al estadio sin problemas.

Estamos acostumbrados a salir con mucha anticipación para un evento en nuestro país ya sea deportivo o un recital. Transporte público colapsado o estacionamientos reventados dejando el vehículo a 20 cuadras del lugar. En el caso de este partido tomamos el metro (los días de partido ponen más frecuencias en las líneas cercanas al estadio) que nos dejó a unas 5 cuadras del Camp Nou.

Los accesos son muy amplios, se ingresa al anillo que bordea el estadio y a través de rampas se acceden a los distintos sectores y puertas (que están marcadas en el ticket). Terminamos llegando sobrados de tiempo, así se veía el estadio:

Obviamente que ya con el partido en marcha se llenó

Se veían muchísimos turistas como nosotros en ese sector, evidentemente reservan una parte con ese fin. Los tickets costaron € 70.
Tras un primer tiempo aburrido, el genio frotó la lámpara con un tiro libre exquisito:

Al rato otra vez Messi puso el 2 a 0 definitivo. Hasta esa suerte tuvimos.
Una vez terminado el partido rápidamente se desagotó el estadio con las casi 100.000 personas que había. Nos fuimos caminando con una bandera que nos regalaron y con la hermosa sensación de haber cumplido otro sueño.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Viendo hockey sobre hielo en Brooklyn – Viajes Para Nico
  2. Rincón Glotón: un día de atracón en Barcelona - Viajes Para Nico

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*