Rincón glotón: Five Guys, el combo perfecto

El mundo de las hamburguesas afortunadamente es muy amplio, cada vez más. De chicos la salida era ir al McDonald’s o los más viejos (no es nuestro caso 😛 ) al Pumper Nic.
Al crecer vamos descubriendo que hay opciones mejores y en el último tiempo florecieron muchísimo las hamburgueserías con excelentes opciones más caseras.

Sin embargo, si tenemos la suerte de poder viajar fuera del país podremos conocer gran cantidad de hamburgueserías “de cadena” que seguramente nunca escuchamos y el nivel es realmente bueno. Nuestra favorita en el mundo mundial es Five Guys.

five-guys

La traducción es “cinco chicos” y hace referencia a los cinco hijos de su fundador. Muchas veces pasa que nos gusta más la hamburguesa de una cadena, pero las papas de otra o las bebidas de una tercera, acá las tres cosas son insuperables e incluso tienen una cuarta, sin dudas son el combo perfecto.

Para empezar tienen una característica diferencial del modelo de negocios habitual de las cadenas de comida rápida: no hay combos.
Se puede elegir entre una hamburguesa o dos, con o sin panceta y queso cheddar. Los precios van de acuerdo a esa elección. Luego de eso, se le puede agregar cualquier otro ingrediente sin cargo extra: cebolla, lechuga, tomate, mayonesa, ketchup, pepinillos, etc.

five guys

La carne realmente es excelente y de buen tamaño. Las papas son otro punto fuerte, en los locales indican de donde vienen las papas y están ahí a la vista. La porción es generosa y siempre agregan un extra. Seguramente el secreto es que son freídas en aceite de maní.

Las bebidas, que decir de las bebidas de Five Guys? Tienen el mejor invento que haya hecho la humanidad: la máquina de los 100 sabores de Coca (conocida como Coca Cola Freestyle Machine), en otro post ya les contamos sobre esa máquina. Además, podés servirte cuantas veces quieras por lo que es posible degustar varios sabores.

Local de Londres, la cara de alegría de los pibes

Finalmente, les comenté que había un cuarto ítem que completaba el combo perfecto: el maní.
Para amenizar la espera podemos agarrar sin cargo lo que queramos. La presentación es la vaina que debemos romper para obtener el maní más rico que jamás haya probado.

Tuvimos la suerte de disfrutar esta cadena en distintos lugares de Estados Unidos, Barcelona y Londres. Si, también en Barcelona, pese a que la gastronomía española es excelente y muy variada, amamos tanto Five Guys que no pudimos resistir la tentación y entramos a uno mientras haciamos tiempo para ingresar a la Sagrada Familia.

Un dato de color: la lista de precios es igual en los tres países mencionados, lo único que se modifica es la moneda de cada lugar, lo que hace que sean más caras en Inglaterra.

También tienen shakes de los que hemos escuchado muy buenos comentarios pero nunca los probamos. Siempre fuimos en horario de hamburguesa, aunque para las hamburguesas no hay horario en realidad… cualquier momento es un buen momento!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*