La Misa Gospel en Nueva York

Si vas a la ciudad que nunca duerme tenés una infinidad de actividades para hacer. Algunas de ellas, muy distintivas. Es el caso de las misas gospel. No las vas a vivir igual en otro lugar, así que es uno de los atractivos imperdibles.

¿Adónde hay que ir para presenciar una misa gospel? Bueno, por supuesto a una iglesia. Tenés alternativas por toda Nueva York pero pienso que hay que ir al barrio de Harlem para vivir la experiencia completa. Harlem es el centro de la cultura afroamericana en la Gran Manzana. Allí nos hospedamos durante nuestro viaje de noviembre 2017.

Originalmente íbamos a presenciar la misa en Bethel Gospel Assembly, una iglesia ubicada a algunas cuadras de donde parábamos. Tenía excelentes comentarios en el grupo que nos ayudó mucho a planear el viaje (“New York, New York” en Facebook, administrado por Julieta del blog NY Again). Pero también teníamos marcado otro templo mucho más cerca, a unos 100 metros del departamento y terminamos yendo a ese. La iglesia en cuestión es First Corinthian Baptist Church y se ubica en el boulevard Adam Clayton Powell Jr al 1912.

First Corinthian Baptist Church

Ya domingo a la mañana nos levantamos temprano y fuimos a desayunar a un lugar muy especial, a metros de nuestro alojamiento. Se trata de Jumbo Hamburgers y lo frecuentamos bastante durante nuestra estadía. Allí no vimos turistas (excepto nosotros), todos eran habitantes de Harlem desayunando antes de la misa y vestidos en forma elegante para la ocasión, especialmente las mujeres. Es un momento muy importante de la semana para ellos. Y ahí estábamos nosotros, como unos neoyorkinos más.

A continuación nos dirigimos a la iglesia. Habíamos leído que el oficio arrancaba a las 9.30 am y que los turistas debíamos hacer fila previamente. Esto es habitual, las iglesias baptistas han encontrado en el turismo una fuente de ingresos así que todas reservan espacios para visitantes.

Alrededor de las 9 estuvimos ahí. Mientras estábamos en la fila nos dieron un sobre para poner un donativo. Un rato después ya estábamos ingresando. Para nuestra sorpresa, el templo había sido anteriormente un teatro y las ubicaciones eran geniales y muy cómodas.

En forma puntual arrancó el oficio y con él, unas voces es-pec-ta-cu-la-res empezaron a deleitarnos.

Un teatro adaptado para misas gospel

Ni Ger ni yo somos creyentes, pero sinceramente disfrutamos mucho porque fue una experiencia muy distinta respecto de las misas dominicales a las que asistimos de chicos por nuestra formación católica. Desde la comodidad de estar viendo una especie de show musical, pasando por el mensaje del sermón (mucho más agradable) y desde ya escuchar a esas voces fabulosas (y gratis!) el combo resultó ameno. Se puede usar cámaras pero todo dentro de un marco de respeto, estamos hablando de una ceremonia religiosa y había muchos fieles orando y escuchando atentamente la palabra del pastor.

Las letras de las canciones se pueden seguir por la pantalla

Eso si, llegó un momento en el que ya queríamos irnos porque todo muy lindo pero tenemos una tolerancia limitada al mensaje religioso. Y además nos esperaba un día larguísimo como todos en Nueva York. El tema es que nos daba vergüenza levantarnos y salir y por una cuestión de respeto nos quedamos. Asi que presenciamos todo el oficio que duró como dos horas. Nos pusimos al día con Dios, jaja.

En resumidas cuentas, vale mucho la pena pasar por esta experiencia. Yo realmente me emocioné con las voces maravillosas de los cantantes. Quizás en parte fue porque recién caía en que estábamos en Nueva York. Habíamos arribado a la ciudad hacía menos de 24 hs y ya me sorprendía gratamente.

Si decidís ir, chequeá previamente los días y horarios de los oficios acá: https://fcbcnyc.org/

Luego de la misa fuimos a un supermercado por provisiones y más tarde al Museo Americano de Historia Natural, porque llovía y preferimos modificar el itinerario para estar en un lugar cerrado. Si ustedes van a la misa hasta Harlem, recomendamos mucho aprovechar y recorrer los puntos principales de este barrio con una identidad tan propia. Nosotros lo hicimos otro día y será motivo de otro posteo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*